25 febrero 2015

[Documental] Educación a la carta: la revolución pendiente



Tenemos el placer de anunciar uno de los mayores proyectos de la PLE para este año 2015: estamos realizando un documental sobre la libertad educativa y, para ello, necesitamos tu colaboración.






¿Por qué "Educación a la carta"?




Porque del mismo modo que nadie pone en duda que lo mejor para nuestra alimentación es que haya múltiples opciones y que cada uno pueda elegir su comida en función de sus necesidades, sus gustos y sus intereses, tampoco nadie debería poner en duda que en educación lo deseable es, también, que existan múltiples opciones.

No defendemos un modelo educativo por encima ni por contraposición a otros. Defendemos que todos los modelos tienen aspectos positivos y que corresponde a cada familia elegir el que más se ajuste a las necesidades de cada uno de sus hijos.






¿Quién hace este documental?

El documental está producido por la Plataforma por la Libertad Educativa y dirigido por su presidenta, Laura Mascaró. Contamos con varios profesionales que se ocupan de la parte técnica y con colaboradores que aportan su testimonio, experiencias y opinión sobre diversos modelos educativos. Iremos desvelando su identidad poco a poco en la cuenta de twitter @edalacarta donde vamos narrando el making of del documental.



¿En qué puedo colaborar?

La Plataforma no cuenta con ningún tipo de ayuda ni subvención pública. Nuestros únicos ingresos son las cuotas anuales de nuestro socios, y reservamos ese dinero para el mantenimiento de la web y para los gastos ocasionados por los proyectos que hemos ido desarrollando (como fueron todos los desplazamientos necesarios cuando tomamos parte en la negociación de la LOMCE). Por ello ahora pedimos tu colaboración en forma de donativo específicamente para la realización del documental y para que podamos compartirlo libremente en internet una vez hecha la presentación oficial.

Todo lo que se recaude se dedicará íntegramente a este proyecto. Necesitamos un mínimo de 3.000€ para poder producir el documental. Esperamos poder recaudar una cantidad mayor para poder ofrecer un producto final mejor y para que los profesionales que están colaborando en su tiempo libre, a veces en perjuicio de su vida familiar, puedan cobrar algo por su trabajo.

Tú eliges la cantidad que quieres o puedes aportar, pero tenemos algunas recompensas para motivarte a colaborar:

-> Si donas 50€ o más, tu nombre aparecerá en los créditos del documental

-> Si donas 100€ o más, tu nombre aparecerá en los créditos y recibirás una copia del documental con extras


HAZ TU APORTACIÓN AHORA




--> Hazte simpatizante enviando un email a ple_simpatizantes(arroba)getresponse.com. Es GRATUITO.


Homeschooling: situación actual en España.

--> Hazte simpatizante enviando un email a ple_simpatizantes(arroba)getresponse.com. Es GRATUITO.


Israel Rodríguez Martín, miembro de esta Plataforma, ha querido compartir con nosotros su ensayo para el máster en Formación del Profesorado de la Universidad de Málaga.

Por su interés, lo reproducimos íntegramente y le damos las gracias.


1.- ¿Qué es homeschooling?

Antes de comenzar a tratar el tema del ensayo, la situación en España del homeschooling, habría que definir en qué consiste dicho fenómeno. Homeschooling significa educar en casa sin que se escolaricen los niños o adolescentes que participan en ese proceso educativo. Existe una gran confusión del término, ya que homeschooling no es llevar la escuela a casa, como podría parecer, ya que para eso ya existe la propia escuela. En español, no existe un único término para referirse al fenómeno del homeschooling. Varios de ellos son: escuela o escolarización en casa, educar en casa, educar en familia, crecer sin escuela, aprender sin escuela, educación libre, etc. En la mayoría, como se puede apreciar, aparece la negación de la escuela; sin embargo, el homeschooling no implica necesariamente mantener una posición beligerante con la institución escolar, más bien, desprenderse de ella para educar a los hijos en casa. Para denominar una actitud abiertamente contraria la escuela se utiliza el término unschooling.


2.- ¿Qué no es homeschooling?

Tan importante para poder delimitar claramente de qué estamos tratando en el trabajo es definir qué no es el homeschooling. Esto se debe a lo amplio del movimiento y a todos los matices que se le puede dar al fenómeno. Sin embargo, todo niño que esté escolarizado se puede considerar que no es homeschooler, ya sea escolarización total o parcial, es decir, los padres pueden decidir escolarizarlo para algunas asignaturas o que falte determinados días para realizar otras actividades formativas, aunque hay que aclarar que la escolarización por asignaturas tampoco se contempla en la educación básica, y sí en la formación profesional o universitaria.

Otro caso que quedaría fuera del homeschooling son aquellas familias que realizan actividades de manera aislada o con otras familias en su tiempo libre (tardes, fines de semana y vacaciones), que son iguales a aquellas que realiza una familia homeschooler. 

Por último y no menos importante, tampoco se considera practicar la educación en casa a aquellos padres que lejos de educar a sus hijos caen en actitudes negligentes dejando que los menores hagan lo que quieran en casa sin estar estos escolarizados. Es decir, hay que aclarar que el homeschooling no significa no educar o dejar que los hijos se eduquen por sus propios medios intelectuales y materiales.


3.- Legislación educativa

Sin necesidad de retrotraernos a la primera ley de educación, normalmente establecida en la Ley Moyano de 1857, sí es interesante antes de analizar la legislación actual, mencionar el Fuero de los Españoles y la ley de Educación Primaria, ambas promulgadas durante la dictadura del general Franco. El artículo quinto del Fuero de los Españoles de 17 de julio de 1945 indica que “Todos los españoles tienen derecho a recibir educación e instrucción y el deber de adquirirlas, bien en el seno de la familia o en centros privados o públicos, a su libre elección (...)” y el 22 que “El Estado reconoce y ampara a la familia como institución natural y fundamento de la sociedad, con derechos y deberes anteriores y superiores a toda Ley humana positiva”.

Por otro lado, la ley de Educación Primaria, de 17 de julio de 1945, en el artículo segundo señalaba que “corresponde a la familia el derecho primordial e inalienable y el deber ineludible de educar a sus hijos (...)”. Y en el artículo 55 añadía lo siguiente:  “A los derechos inalienables que competen a la familia en el orden docente corresponde una serie de deberes efectivos en lo que atañe a la Escuela: Primero. Procurar a su prole la educación a que se refieren los artículos del título I en el propio hogar o en instituciones públicas o privadas. Del cumplimiento de este deber será responsable ante la autoridad judicial competente a incurrirá en las sanciones que se determinen por falta contra la obligatoriedad de la educación”. Al menos con carácter formal, sobre la familia recaía el peso de la educación, siendo ésta institución básica de la sociedad por encima incluso del Estado. Con lo cual, según estas leyes, la educación en casa hubiera estado totalmente reconocida y legalizada siempre y cuando se produjera dicha educación.

A partir de 1978, entró en vigor la actual Constitución, cuyo artículo 27 es el referente a la educación, y para el tema que ocupa el ensayo nos interesa resaltar el 27.1 y el 27.4, que establecen, respectivamente: “1. Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza. 4. La enseñanza básica es obligatoria y gratuita.".

Por otro lado tanto la LOE como la LOMCE, cuya implantación se encuentra actualmente en desarrollo, establecen en su artículo 3.3 que “la educación primaria y la educación secundaria obligatoria constituyen la educación básica” y en su artículo 4.2 “la enseñanza básica comprende diez años de escolaridad y se desarrolla, de forma regular, entre los seis y los dieciséis años de edad”. Por tanto, aunque la Constitución establece la libertad de enseñanza, las leyes que desarrollan dicho derecho sólo contemplan la escolarización obligatoria durante 10 años y presencial, adaptándose a los casos en los que el alumno no pueda asistir de forma regular, pero en ningún caso ni la LOE, ni la LOMCE, ni tampoco la LODE reconocen una educación distinta a la escolarización en centros públicos, concertados o privados homologados por el Estado.


4.- Jurisprudencia española

Aunque es cierto que no son muchos los casos de educación en casa, o mejor dicho, de no escolarización que llegan a los tribunales, sí que hay cierto número de sentencias que son de interés para este trabajo.

La primera sentencia, y a la se que se acogen las partes, principalmente los padres, en todas las que se han producido posteriormente, es la sentencia del Tribunal Constitucional nº 260­/1994, de 3 de octubre, y el mismo caso también está juzgado en la sentencia del Tribunal Supremo nº 1669/1994, de 30 de octubre. Este caso trata sobre un grupo de niños educados dentro de una comunidad religiosa llamada Niños de Dios. A pesar de que algún tribunal calificó dicha comunidad de secta, finalmente ambas sentencias, en lo referente a la educación del grupo de niños, concluyeron que no se vulneraba el derecho de educación de los niños. En cuanto al homeschooling como a otras de educar, el Tribunal Supremo en la sentencia se sustenta en el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos, mientras que el Estado ha de favorecer dicho derecho y supervisar que se cumple.

Existen diversas sentencias como la de la Audiencia Provincial de Granada, sentencia 112/1996, de 29 de febrero; Audiencia Provincial de Sevilla, sentencia 829/1999, de 23 denoviembre; Audiencia Provincial de Sevilla, sentencia de 10 de julio de 2001. Jur 2001/152586. Todas ellas declaran que no se produce ningún tipo de delito, ni abandono o desamparo de los menores, sino más bien al contrario, que la familia educa con mayor celo sin perjuicio de los menores.

Sin embargo, no todas las sentencias son favorables a las familias que se decantan por esta opción educativa, como el caso de una familia de Coín, sobre el que se pronunció tanto el Juzgado de Primera Instancia de lo Civil de Coín, sentencia 36/2003, de 5 de mayo; como después la Audiencia Provincial de Málaga, sentencia 548/2005, de 23 de noviembre y el Tribunal Constitucional, sentencia 133/2010, de 2 de diciembre. En este caso que afecta a la educación de cinco menores de la localidad malagueña, las diversas instancias judiciales justificaban la escolarización de los niños por diversas razones:

  • Primero, indican que no existe ningún vacío o laguna legal, ya que el legislador mediante las leyes mencionadas en el punto 3 de este trabajo, se decanta por la escolarización como medio para la educación de los ciudadanos y para salvaguardar la libertad de elección de los padres existe la libertad de creación de centros docentes.
  • Segundo, que la educación no es una mera transmisión de conocimientos y datos, sino que implica el pleno desarrollo de la persona, mediante la socialización y la convivencia con otros, aprendiendo así la diversidad de la sociedad.
  • Por último, la no escolarización implica la no adquisición de los títulos oficiales, y por tanto va en contra de los intereses de los menores.


5.- Defensores del pueblo


Ante el aumento de los casos de homeschooling que surgen en España, diversas familias y asociaciones han presentado demandas de amparo y apoyo a distintos defensores del pueblo, tanto a nivel nacional como autonómico, entre los que se encuentran el defensor del pueblo andaluz, riojano y vasco. Todos ellos coinciden en que el homeschooling es un fenómeno en auge, por el cual se ha de abrir un debate a nivel político para acabar con la situación tan precaria en que se encuentran estas familias en el ámbito legal. Aunque es cierto que reconocen que según nuestra normativa actual el homeschooling no está permitido, no es menos cierto que se demuestra que el proceso educativo se lleva a buen término mediante esta práctica. En palabras del defensor del pueblo andaluz (DPA), la educación del menor contempla tres aspectos fundamentales: educación, formación y socialización, y que lo importante es la consecución de estos aspectos, y no tanto la forma en los que se adquieren.


6.- Conclusión

A la luz de todo lo expuesto anteriormente, se puede concluir que, a pesar de que el artículo 27.1 de la Constitución reconoce el derecho a la educación y la libertad de enseñanza, a efectos prácticos este derecho se reduce a la educación tal y como la entiende el Estado, y la libertad de enseñanza en la educación básica queda bastante constreñida.

Sin embargo, el homeschooling es un fenómeno real que en la mayoría de los casos con mayores o menos trabas se puede llevar a cabo. Teniendo en cuenta que homeschooling es una práctica que no se puede obviar, que los tribunales lo permiten y que incluso instituciones del propio Estado como los defensores del pueblo piden que se ponga sobre la mesa.

La postura más sensata sería el reconocimiento legal del homeschooling como práctica válida para la educación de los menores. En mi opinión no sólo se debería reconocer el homeschooling, sino también la libertad educativa real, permitiendo igualmente el flexischooling o la educación a distancia en la educación básica, como ya se permite en las enseñanzas universitarias o formación profesional.

Otro punto a tener en cuenta además del reconocimiento es la posibilidad de acceder a la titulación oficial al menos a la misma edad que las personas escolarizadas, ya que no tiene ningún sentido que la prueba libre de graduado escolar sea a partir de 18 años, o la de acceso a la universidad a partir de los 25. Con la entrada en vigor de la LOMCE, esta posibilidad se vería facilitada con las reválidas o pruebas al final de cada etapa que contempla la propia ley, junto con la libertad de cada facultad de elegir la mejor forma para seleccionar a sus estudiantes.

Por último, y no menos importante, es necesario el reconocimiento social del fenómeno homeschooling derribando mitos como que son minorías radicales en el ámbito ideológico o religioso las que se decantan por esta opción, o que los niños que se educan mediante esta opción no se socializan, ya que aunque no sea a través de los canales escolares esta dimensión de la personalidad es totalmente realizable.


7.- Bibliografía

*Cabo González, C. (2012). El "homeschooling" en España: descripción y análisis del fenómeno (Tesis doctoral). Universidad de Oviedo. Oviedo, España. Disponible en http://hdl.handle.net/10803/94200

*López Sánchez, C.. (2013). Patria potestad y derecho a la educación a propósito del "homeschooling". Revista europea de derechos fundamentales, 21, 79­116.

*Mascaró Rotger, L. (2014). ¿Es legal educar en casa en España? Recuperado el 5 de diciembre de 2014. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=bv61LMMIfGA 

*Mascaró Rotger, L. (2014). Esto NO es homeschooling. Recuperado el 11 de diciembre de 2014. Disponible en: http://app.getresponse.com/archive/lauramascaro/­Esto­NO­es­homeschooling­87577801.html

*Moral Soriano, L. M.. (2014). ¿Niños educados sin escuela? La escolarización obligatoria ante el Tribunal Constitucional. Revista española de derecho administrativo, 161, 169­192


Nota: los caracteres gráficos como subrayados y negritas obedecen únicamente a motivos de edición.

22 febrero 2015

Homeschooling en La Sexta Noticias

--> Hazte simpatizante de la Plataforma enviando un email a ple_simpatizantes(arroba)getresponse.com.    Es GRATUITO.


En La Sexta Noticias han dado hoy voz al homeschooling. A partir del minuto 43.




Si quieres acceder a la noticia, pincha aquí.

Los que educan y se educan en casa, ¿tienen que ser mejores?

--> Hazte simpatizante de la Plataforma enviando un email a ple_simpatizantes(arroba)getresponse.com. Es GRATUITO.





Acabo de leer la noticia -una de tantas iguales, lo sé- de unos padres zaragozanos que desescolarizaron a su hijo de ahora 7 años porque el colegio que les "tocaba" se saldó a los seis meses con un rechazo clarísimo del niño a seguir ahí. Y decidieron educar en casa, en un pueblito tranquilo donde la Naturaleza era algo más que una maceta. Tenéis todos los detalles en el diario aragonés Heraldo de fecha 22 de febrero de 2015. Porque yo solo quiero quedarme hoy con algunos párrafos:

"En la familia nos dijeron que estábamos locos. Nos sentimos muy juzgados por mucha gente. También nos llamó el director del colegio y le contamos que íbamos a seguir educando a nuestro hijo en casa. Entonces él se puso en contacto con sus superiores y se puso en marcha el protocolo de absentismo escolar", cuenta la madre.

Esto me hace pensar en que la máquina Estado deja a las familias una amplia gama de opciones: desescolarizar e ir a las claras con la Administración (como hicieron estos padres), desescolarizar y buscar el contrafuerte legal de alguna institución extranjera tipo Clonlara, desescolarizar y llamar a Harrison Ford para que nos pase el guion de El fugitivo... 

El proceso de reuniones y declaraciones aún no ha concluido. Primero acudió a su casa una educadora social de la comarca para comprobar que no hubiera un caso de malos tratos y que el chico estaba bien atendido. Ella hizo un informe muy positivo, pero el protocolo continuó su camino. En marzo tuvieron que ir los padres a una entrevista en el Servicio de Protección a la Infancia y Tutela del Gobierno de Aragón, en Zaragoza. Después recibieron la cita con la Fiscalía de Menores de Zaragoza. La vista se celebró en octubre y ahora están a la espera de saber si su caso se archiva o va a juicio por un presunto delito de abandono, como ha ocurrido recientemente con alguna otra familia en Zaragoza.

"Le explicamos a la fiscal que estamos educando a nuestro hijo por una vía no homologada. Se mostró muy respetuosa e interesada. La educación en casa en España es alegal. Es absurdo que nos apliquen el mismo protocolo que a las familias sospechosas de malos tratos o abandono. Una vez que los servicios sociales y los educadores de la DGA comprobaron que nuestro hijo está muy bien atendido, el proceso debería haberse archivado", se lamenta.


Entonces ya las preguntas se me atropellan en la mente:

  • ¿Por qué asociar salida del colegio y malos tratos? En realidad, ¿hay datos objetivos que respalden aplicar el protocolo de malos tratos (si es que tal cosa existe así dicha) en familias que SOLO han sacado a su hij@ de un colegio por voluntad propia?
  • ¿Deberían los centros educativos rendir cuentas cuando es@ niñ@ se marchó por una situación de inadaptación que estaba generándole un sufrimiento innecesario? ¿Hay psicólogos en los centros para evaluar los males de sus pagadores*, o solo para poner bajo sospecha la estabilidad psicosocial de los padres? 
  • ¿Pueden las familias que educan avant la lettre tener los cacharros sin fregar, porque nadie va a venir a juzgar sus costumbres?
  • Y por lo contrario, ¿han de ser las familias homeschoolers/unschoolers "ejemplo" de raciocinio, civismo y convivencia para que no se les encasquete el pack de prejuicios que el representante del Estado suele acariciar bajo la maleta antes incluso de llamar al timbre?

Yo no educo en casa, pero decidme que no. Decidme que en la administración educativa abundan los inspectores de mente abierta, y en los juzgados hay gente togada que ve a la persona y su circunstancia más allá del estucado de la sala de vistas que presiden.

Porque me parece tan injusto que a los padres y madres y niñ@s que no educan en la escuela se los obligue a ser más impecables, equilibrados y perfectos... 

Y eso me hace recordar el mensaje de la camiseta que llevaba a menudo una compañera de COU: "Nadie es perfecto. ¿Quién quiere ser nadie?". Pues eso. ;)



Raquel Rodríguez


* pagadores: me refiero a los que figuran en el recuadro superior del papelín de su nómina. Ya sabemos que ese personal lo pagamos también tú y yo, y esos padres que se fueron.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Loading...